Dokkaebi-mitologia-leyenda-coreana-asia

Dokkaebi-Mitologia Coreana

Cuenta la leyenda que en un lugar lejano, rodeado por un bosque de enormes arboles de canela y melocotoneros, y grandes montañas, que le ocultaban de la civilización, vivía un anciano, solo en total aislamiento.

Un día el anciano estaba triste, y de repente le deslumbro una tenue luz azul brillante, era la visita de un dokkaebi. El anciano con sorpresa le ofreció Soju (bebida típica alcohólica coreana) y comenzaron a beber y a contarse historias, y entre risas paso en tiempo.

El dokkaebi siguió visitando por mucho tiempo al anciano y después de largas conversaciones se hicieron amigos. Un día el anciano caminaba por el bosque y se dirigió al rió, al llegar al rió se agacho para tomar agua con sus manos y al ver su reflejo se dio cuenta que se parecía al dokkaebi, sorprendido y asustado, se dio cuenta de que poco a poco se había convertido en la criatura que tanto tiempo pasaba con ella.

El hombre tramo un plan para evitar convertirse totalmente en dokkaebi, así que invito a la criatura a su casa, y el anciano le pregunto al dokkaebi ¿Qué es a lo que más le temes? y el dokkaebi respondió, le temo a la sangre.

¿De qué tienes miedo tú? el anciano pretendía estar asustado y le dijo al dokkaebi, yo tengo mucho miedo al dinero, por eso vivo aquí solo en las montañas.

Al día siguiente el anciano mato una vaca y derramo su sangre por toda la casa. El dokkaebi, se molesto mucho y enojado, salio corriendo, como venganza hacia el anciano, el dokkaebi volvió al día siguiente con una bolsa llena de dinero y se la arrojo por la ventana de la casa del anciano, así el anciano se convirtió en la persona mas rica de aquel lugar, y el dokkaebi jamas volvió.

mi opinion personal:

Quise escribiros esta leyenda mitológica Coreana, para que vosotros también lo podáis leer, ya que me pareció interesante que la venganza del dokkaebi, fue la suerte del anciano. Esto me hace entender que no siempre la venganza de una persona, es la desgracia para la otra, sino que muchas veces puede ser su felicidad. Convirtamos nuestra venganza en indiferencia hacia esa persona o hecho, la venganza no es un sentimiento agradable para la persona que quiere vengase, mientras que para la persona de la que nos queremos vengar en muchas ocasiones ni siquiera es consciente de ello.

Deja un comentario