Hechizo, y conjuro para que la persona que amas vuelva a ti

Para que la persona que amas vuelva a ti


Se ha marchado el amor, y por mas que lo intentas, no puedes olvidarlo. Si quieres que el vuelva, aquí te dejo este hechizo, para ayudarte a que vuelva.

Recuerda el principio de la magia, no debes de utilizarla ni en contra de las personas, ni por venganza, y muchísimo menos para hacer daño a alguien, este ritual solo se debe de utilizar, si esa persona a la que amas sinceramente, se ha ido, por un mal entendido, por una discusión o cualquier otra circunstancia, pero que tengas constancia que en su corazón aun hay amor por ti.

Necesitaremos:

– 1 vela blanca (simboliza la comunicación.

-1 vela rosa (simboliza el amor).

-1 vela roja (simboliza amor, y pasión)

– 1 ramita de un árbol, o el tallo de un flor sin espinas.

– 1 Incienso de sándalo.

– 1 cerilla para encender las velas y el incienso.

– 2 imanes iguales, que simbolizan a la pareja.

– 1 foto de cada uno de la pareja.

-1 cordón o cinta roja.

-1 plato de loza blanco.

-1 puñado de sal.

Forma de Realizarlo:

Debemos realizar este hechizo un viernes, que es el día de venus, y en luna nueva.

Lo primero que debemos de hacer es poner el nombre por el que nos sentimos identificados, esto es muy importante, si tu nombre es, por ejemplo: María Soledad, pero todo el mundo te llama Sole, si alguien grita tu nombre !María Soledad! seguro que tu no te girarías a ver quien te llama, mientras que si te llaman !Sole! es ese momento girarías la cabeza. Espero que esta explicación sea lo suficientemente aclaratoria, para que sepas el nombre que hay que poner en cada vela. A la parte derecha el nombre de la otra persona, y en la parte izquierda el tuyo. El nombre lo debes de tallar con la ramita o el tallo de una flor sin espinas, y el nombre se escribe de abajo hacia la parte de arriba (donde esta la mecha). Esto lo haremos con cada una de las velas.

A continuación, pondremos en un plato blanco redondo, rodeado de sal gorda, las tres velas en forma de triangulo, pero todavía no las encenderemos.

Pega un imán a cada fotografía, mientras lo haces imagina todo el poder de atracción y amor que sientes hacia esa persona, y haz lo mismo con la otra persona.

Luego únelos con la cinta o cordón rojo, visualizando vuestro amor verdadero, que sentís el uno por el otro. Una vez terminado, situalo en el centro interior del triangulo.

Ahora enciende las velas con la cerilla, y mientras di en voz alta el conjuro:

Triangulo de amor, tu, yo, y nosotros como pareja,
vela roja, haz que .................en este preciso momento y hasta que vuelva a mi,
vuelva a sentir la pasión, y que recuerde cada momento pasional que vivimos.
vela rosa, haz que ...............en este preciso momento y hasta que vuelva a mi,
vuelva sentir el amor, y que recuerde cada momento de amor y felicidad que vivimos.
vela blanca, haz que .......... en este preciso momento y hasta que vuelva a mi,
vuelva a sentir esa armonía y complicidad que teníamos en nuestra comunicación.
Cuando todos esos recuerdos lindos, invadan su mente, si aun le queda amor, que vuelva, 
estaré esperando su regreso, para ofrecerle mi amor.
Que así sea, 
que así sea, 
que así sea.

Cuando todo se haya quemado, retíralo, y enciende el incienso. Guarda en un lugar seguro y donde nadie lo pueda ver los imanes con las fotos.

Y ya solo queda esperar a que vuelva.

Deja un comentario